SAN

21 junio, 2023 0 Comments

El ajo es un cultivo que se ha ido tecnificando debido a su rentabilidad; la tecnología más implementada es el riego por goteo y la fertirrigación, logrando incrementos en producción y calidad. Son plantas de mucha exigencia de agua y necesitan tener niveles de humedad cercanos a capacidad de campo prácticamente durante todo el ciclo para cubrir sus requerimientos evapotranspiratorios. Si bien son resistentes a la sequía, sus rendimientos se ven disminuidos en condiciones de estrés hídrico.

Las deficiencias en el uso del agua de riego y los fertilizantes y una baja productividad del cultivo provocan la disminución de la rentabilidad del ajo, el cual es un cultivo de fuerte importancia, tanto por la derrama económica que aporta el producto cosechado así la cantidad de mano de obra que se ocupa para su cultivo, cosecha y empaque.

El   sistema   de   fertirriego   contribuye   a   identificar   las   dosis   de   fertilizantes N, P, K, Ca   y Mg para el ajo en su ciclo de cultivo, las cuales dependen de las curvas de absorción de cada uno de estos nutrientes. Además, con el uso de la fertirrigación se incrementa el rendimiento con menor uso de agua, y da como resultado un uso más eficiente del agua y los fertilizantes cuando esta es medida en términos de kilogramos de ajo por metro cúbico de agua aplicada.

Algunos beneficios de la fertirigación son:

  • Incremento en la producción de hasta 35,000 ton/ Estado.
  • Aumento en el rendimiento de hasta25 ton /ha.
  • Eficiencias en el uso del agua de entre 30 y 40%.
  • Ahorro de agua de riego de 20 millones de m3
  • Automatización y control.
  • Mayor aprovechamiento de suelos y agua de mala calidad.

Figura 1: El sistema de riego por goteo es el más eficiente y utilizado para la fertirigación.

El riego por goteo

El riego por goteo consiste en la aplicación lenta y frecuente de cantidades pequeñas de agua a través de los emisores o de los orificios minúsculos espaciados a lo largo de la tubería o de la cinta de polietileno. Los fertilizantes solubles pueden ser aplicados a través del sistema de riego por goteo para proporcionar una fertilización uniforme del cultivo.

La fertirrigación es usada comúnmente para abastecer nitrógeno ya que es altamente soluble y se mueve fácilmente a través del suelo a las raíces. Este sistema ofrece muchas ventajas como un método de aplicación de agua para la producción de hortalizas. Se aplica el agua en la zona de la raíz de la planta a través de emisores que controlan la misma descarga en cualquiera lugar de la parcela. Además del agua se puede conducir fertilizante líquido e inyectarse en el lugar donde se necesite.

Mediante la fertirrigación es posible aplicar en forma oportuna y precisa, los nutrimentos que requieren las plantas para alcanzar altos rendimientos, es decir, los fertilizantes pueden aplicarse durante el ciclo del cultivo en las cantidades que las plantas los requieran en cada etapa fenológica. Esto permite incrementar la eficiencia del uso de los fertilizantes. Una característica significativa del sistema de riego por goteo es que se puede utilizar para aplicar productos químicos agrícolas. Los fertilizantes y los plaguicidas se pueden disolver en el agua, inyectarse en el sistema de riego, y distribuirse directamente a la zona de la raíz de las plantas.

Manejo de la fertirigacion

Los fertilizantes a utilizar en fertirrigación deben reunir ciertas características para su correcta aplicación a través del riego por goteo, dentro de las que se destacan: la solubilidad, pureza, compatibilidad.

Solubilidad: Los fertilizantes deben ser altamente solubles al agua, para obtener una buena disolución y evitar la obstrucción del sistema de fertirriego.

Pureza: Los fertilizantes que vayan a ser inyectados al sistema de riego deben contener la menor cantidad de impurezas.

Compatibilidad: Para evitar los precipitados en mezclas se deben tener en cuenta qué productos se pueden mezclar y cuáles no.

Todos los nutrientes pueden ser inyectados por el sistema de riego, con la condición de que sean altamente solubles en el agua de riego. La fertigación es usada comúnmente para abastecer nitrógeno ya que es altamente soluble y se mueve fácilmente a través del suelo a las raíces, otros nutrientes más empleados son el nitrógeno, fósforo, potasio, calcio y magnesio.

Necesidades de fertilizante

En base a trabajos de investigación realizados en el Campo Experimental Zacatecas por Inifap, en el cultivo del ajo, regado con el sistema de goteo y utilizando la fertirrigación, se recomienda aplicar la fórmula de fertilización 250 N -100 P – 265 K – 120 Ca, para lograr buenos rendimientos y ajos de buena calidad. Estos elementos se aplican a través del sistema de riego por goteo debido a que pueden perder por diferentes vías, por lo que es más conveniente aplicarlos de manera fraccionada durante el ciclo del cultivo.

Figura 3: Curvas de aplicación de nitrogeno (N), potasio (K), y calcio (Ca), en base a la absorción de estos nutrientes en el ciclo de cultivo de ajo. Fuente: INIFAP  

En el caso del fósforo, que es menos movible en el suelo, se podrá aplicar la mitad como fertilización base al suelo antes de la siembra y el resto aplicarlo en tres o cuatro fracciones en las primeras etapas del cultivo. La cantidad de fertilizante a aplicar por el sistema de riego debe calcularse con base en los requerimientos de cada nutriente por el cultivo y a este total se le debe de restar el fertilizante disponible que se encuentra en el suelo de acuerdo al resultado del análisis de laboratorio.

Con la aplicación del fertirriego, más el uso de una variedad con buen potencial de rendimiento, el

uso del riego por goteo con un adecuado programa de la frecuencia, y los volúmenes necesarios por aplicar durante el ciclo del cultivo, el uso de altas densidades (camas con seis hileras de plantas) y un control integrado de las plagas y enfermedades, darán como resultado altos rendimientos y buena calidad de los ajos, así como una alta rentabilidad del cultivo.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2023. El Fertirriego en Ajo. Serie Nutrición Vegetal, Núm. 156. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Literatura consultada

INIFAP. 2019. Tecnologías para cultivar ajo en Zacatecas. Libros técnicos, Núm. 11. P. 96-129

Bravo L., A. G. y F. Echavarría Ch. 2003. Aplicación de fertilizantes Nitrógeno, Fósforo y Potasio en fertirriego en ajos (Allium sativum L.) en Zacatecas, México. XII Congreso Nacional de Irrigación. Zacatecas, México. p. 7

Castellanos, J.L., Ojodeagua J. L., Mendez F.S., Villalobos S., Sosa, A., Vargas, P. y Badillo, V. 2000. Nutrición de ajo (Allium sativum L.) en condiciones de riego por goteo. 1er. Foro Nacional en el cultivo de ajo. Celaya Gto. México. Documento electrónico sin paginación.

Bravo L., A. G. y F. Echavarría Ch. 2003. Aplicación de fertilizantes Nitrógeno, Fósforo y Potasio en fertirriego en ajos (Allium sativum L.) en Zacatecas, México. XII Congreso Nacional de Irrigación. Zacatecas, México. p. 7

Bravo, L. A. 2008. Ajo. Metodología de riego por goteo. Eficiencia y productividad. Disponible en: www.inifapzac.sagarpa.gob.mx

Info: Extraído de https://www.intagri.com/articulos/nutricion-vegetal/el-fertirriego-en-ajo?p=registro – Esta información es propiedad intelectual de INTAGRI S.C., Intagri se reserva el derecho de su publicación y reproducción total o parcial. https://www.intagri.com/articulos/nutricion-vegetal/el-fertirriego-en-ajo?p=registro

Leave a comment

Etiquetas

Verified by MonsterInsights